CONOCEME UN POCO MÁS

La vida es una montaña rusa de emociones, un día podemos estar llenos de alegría y buenas noticias, pero al otro nos pueden dar la peor noticia de nuestras vidas, cada instante es una oportunidad para ser feliz aprovéchala al máximo, uno nunca sabe cuando llegará esa desdichada noticia, lo viví y lo aprendí por mi abuelo desde pequeño me enseño a ser feliz con lo poco que tenía, con las pequeñas cosas que me hicieron afortunado, y aprender a apreciar esas pequeñas cosas, el quiso que sea un profesional y nunca pude decirle que ingrese a la universidad, este post es en memoria de el, y compartir con todos ustedes mis experiencias mis aficiones y mi manera de ser.