EDIPO Y ELECTRA EL COMPLEJO EN NIÑOS QUE TODOS LOS PADRES DEBERÍAN CONOCER Y COMO RESOLVERLOS

Alguna vez pensé mucho en ser padre, pero me puse a pensar ¿Sé cómo hacerlo?

Hay un dicho muy cierto que escuche alguna vez “nadie está completamente preparado para ser padre”, es por eso que el segundo hijo suele ser más “feliz” y lo pongo entre comillas porque normalmente el primer hijo es el experimento de los padres y se dan cuenta según sus apreciaciones que es lo que falto o qué es lo que simplemente estuvo mal, y este conocimiento lo aplican en el segundo hijo, esto lo viví en experiencia propia, soy el hermano mayor y siento que yo tuve más presión en tomar algunas decisiones porque mis hermanos menores quizás me veían como el ejemplo a seguir.

En fin, sin extenderme tanto el punto aquí es que ser padre primerizo puede traer alegrías, pero a mi juzgar son más los temores de hacer un mal papel y el miedo a fracasar, es por eso que a mi opinión es mejor estar casi preparado, bastante informado, en ciertas ocasiones no estar informado sumado al amor intenso que sentimos por nuestros hijos, nos lleva a errores que pueden causar daños en la personalidad de nuestros hijos en la etapa adulta.

Todos los niños pasan por una etapa de auto conocimiento y en medio de este proceso existe un complejo muy importante de superarlo, “el complejo de Edipo y electra”, llamados así por personajes de la mitología griega, consiste básicamente en el enamoramiento del niño en el padre del sexo opuesto, y deseos de desaparecer a su rival (padre del mismo sexo), este complejo aparece entre los 3 y 5 años y se reprimen con un proceso natural.

El complejo de EDIPO y ELECTRA en los niños.

El niño se enamora de su madre y lógicamente ve a su padre como un obstáculo, en el proceso se da cuenta que sus intentos por conseguir la aceptación de la madre no traen resultados, por lo que empieza a imitar conductas del padre ya que el si consigue la aceptación que el desearía, en una siguiente etapa el niño renuncia a la madre por miedo a la castración, otro complejo en los niños, y se acoge a la ley paterna llegando el complejo de Edipo a su fin.

He aquí el buen manejo de los padres, si un padre es frío, distante, conflictivo o no está presente, el niño podrá entrar en una etapa de confusión, no se sentirá identificado con su padre, y muchas veces el complejo lo acompaña con el paso de los años, por lo que puede repercutir en las siguientes etapas, en su etapa adolescente podría experimentar deseo sexual por su madre, lo que traerá mucha confusión y culpabilidad, muchas veces estas personas buscan parejas con mucho parecido a su madre ya sea física y psicológicamente, en otras ocasiones se vuelven muy dependientes de su madre “mamitis”, y en otras esta confusión puede llevar a la homosexualidad ya que no ven a su padre como modelo a seguir.

El complejo de Electra es inverso con similares repercusiones en su etapa adulta, pero existe una principal diferencia, no existe el complejo de castración, entonces depende más aún de los padres poder darle fin al complejo de Electra.

Un error común en las familias es no asumir los roles como tales, por ejemplo cuando el padre trata ser más amigo que padre del niño, esto da lugar a que el niño pueda pensar que tiene el derecho de pelear con su papá por el amor de su madre, sumado a esto si la madre es sobreprotectora y no dando lugar al padre ( por ejemplo cuando el padre y madre se están acariciando o besando ven al hijo ponerse celoso, y la madre bota a un lado al padre para apapachar y besar al hijo), el niño se sentirá ganador y no podrá reprimir el complejo de Edipo naturalmente, lo mismo con las niñas el padre debe manifestar con actos que ama a la madre demostrarlo frente a la hija sin dejar de ser amoroso con ella.

Como resolver estos complejos en los niños.

  1. Evitar dar celos a los niños, muchas veces los padres se dan besos o caricias y el niño o niña reniega, no debemos reírnos de este comportamiento, simplemente verlo con naturalidad, sin necesidad de evitarlo.
  2. Enseñar siempre al niño que papá y mamá tienen su espacio, el niño debe comprender que mamá y papá se aman, y que también lo aman a él, con esto los niños renunciarán a su amor por el padre o madre, para posteriormente imitar conductas y conseguir su pareja en un futuro.
  3. El rol de padre es básico en toda familia y este debe poner lo límites, las reglas, y ser autoridad para el niño, y tanto padre como madre dejar en claro que aman al hijo, pero también a su pareja.
  4. No ser sobreprotector con los niños y marcar muy bien los roles de padre, madre e hijo.

Con mucho cariño Hernan Mendoza.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *