AREQUIPA Y SUS MARAVILLAS, LA RESERVA NATURAL DE SALINAS Y AGUADA BLANCA.

Paisaje de la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca.
Reserva de Salinas y Aguada Blanca, Fuente: Sygic Travel

Me han hablado mucho de un paisaje mágico y lleno de vida, probablemente un lugar casi transportable a otra dimensión. Un lugar ajeno a la contaminación audiovisual de la ciudad. En otras palabras, un lugar para ver a la madre naturaleza en todo su esplendor. ¿Es La reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca, tan magistral? o solo es publicidad engañosa.

Esta fue la impresión que muchos me dieron de la Reserva Natural de Salinas y Aguada Blanca. Por lo tanto, no dude ni un segundo para conocer este maravilloso lugar, y emprendí una nueva aventura.

Ingreso a la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca, el portal a la naturaleza.
Ingreso a Salinas y Aguada Blanca. Fuente: Propia.

CONSIDERACIONES Y RECOMENDACIONES PARA VISITAR LA RESERVA NACIONAL DE SALINAS Y AGUADA BLANCA

La carretera casi en su 90% no es asfaltada, por lo que necesitas unos buenos amortiguares, en el caso de ir en tu carro. Además, existen partes arenosas, pero no es demasiado complejo. En conclusión, no es difícil llegar. Eso sí, apunta muy bien lo que tienes que llevar, sombrero, bloqueador, y ropa abrigadora. No olvides la temperatura que vas a soportar, y por último, en el caso de no estar acostumbrado a la altura yo te recomendaría tomar unas pastillas para evitar malestares que puedan arruinarte la aventura.

Ingreso a la Reserva de Salinas y Aguada Blanca, una ventana a la naturaleza.
Carretera de ingreso a la Reserva de Salinas Aguada Blanca. Fuente: Propia.

CAMINO A LA RESERVA NACIONAL DE SALINAS Y AGUADA BLANCA

Salimos muy temprano de la ciudad de Arequipa, aproximadamente a las 6 a.m. No suelo madrugar un domingo pero merecía la pena hacerlo en esta ocasión. Ni bien salimos de la ciudad la carretera se tornó accidentada. Sin embargo, a mí particularmente me gusta esto, ya que evidencia un síntoma de destino natural. El viaje duró cerca de dos horas, subiendo poco a poco a los 4000 msnm. En consecuencia el frío, el gran aliado de la altura, empezó a decir presente en la travesía.

Al llegar a la reserva tuvimos una vista impresionante, los nevados reflejados en las aguas de la laguna. Algunas aves volando, comiendo, y otras simplemente dándonos la bienvenida a su habitad.

Parihuanas en Reserva de Salinas y Aguada Blanca. Fuente: Perú Adventure Tour.

CUMPLIÓ ALTAMENTE CON MIS EXPECTATIVAS

En medio del silencio, y de la paz que te brinda tan bello lugar, de repente se pueden escuchar algunos sonidos producidos por las aves. El viento helado chocando con tus mejillas, el sonido que provoca a su vez, hacen notar que la madre naturaleza, se manifiesta en versión más pura.

Si eres de las personas que ama la naturaleza, así como la paz y tranquilidad que solo esta te puede dar, este es un destino perfecto para tí. Sin duda, las apreciaciones que me dieron de este destino, son completamente ciertas, empezando por la entrada que , en pocas palabras es una ventana, un portal, para apreciar la naturaleza, en una de sus más fantásticas obras.

LA RESERVA DE SALINAS Y AGUADA BLANCA – SALAR.

El salar presente en este majestuoso lugar, es relativamente pequeño. Sin embargo, su atractivo natural es más que satisfactorio.

SOBRE LA RESERVA NACIONAL DE SALINAS Y AGUADA BLANCA.

Esta reserva se encuentra a una altura de los 4300 msnm. en promedio. Por lo tanto tendrás que tomar algunas precauciones debido a la altura. Además, como es típico en la altura su temperatura oscila entre los 2° y 8°, así que a tomar sus precauciones.

Se presencian los majestuosos volcanes Ubinas, Pichupichu, Misti y Chachani en la parte suroeste, y los nevados Chuccura y Huarancante­ en el lado norte. Por lo tanto lo hacen un majestuoso mirador de volcanes.

FLORA Y FAUNA DE LA RESERVA NACIONAL DE SALINAS Y AGUADA BLANCA

En cuanto a su flora y fauna es una zona muy rica, existen 207 especies de animales vertebrados, entre aves, mamíferos, reptiles, anfibios y peces. Sin duda los animales más representativos y conocidos son la vicuña y la parihuana, esta última fue inspiración para Don José de San Martín, en el diseño de la bandera Peruana. Presiona aquí si deseas saber más sobre la reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca.

Pareja de Vicuñas cerca a la Laguna de Aguada Blanca.
Vicuñas en la Reserva de Salinas y Aguada Blanca. Fuente: Propia

Si deseas saber más acerca de las apreciaciones y consejos puedes ver las aventuras de este blog pinchando aquí.

Muy bien, hasta la próxima chavos, y dime ¿que te pareció este post?

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *